miércoles, marzo 14, 2007

NO TE DEJARÉ, SI NO ME BENDICES

Génesis 32:22 al 31 24 Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. 25 Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba. 26 Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices. 27 Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob. 28 Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido. 29 Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y el varón respondió: ¿Por qué me preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí. 30 Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma. 31 Y cuando había pasado Peniel, le salió el sol; y cojeaba de su cadera. -La situación para Jacob era difícil, complicada y sin salida. Esaú su hermano había jurado matarle cuando le encontrara. -La situación para Jacob era apremiante, Esaú venía con 400 hombres armados a su encuentro. -Había que establecer alguna estrategia. Cuidar la familia. Consultar al Señor. -Hoy veremos a Jacob como ejemplo de perseverancia hasta lograr la bendición deseada. 1. Jacob queda solo. a. Necesitamos estar a solas con Dios. 2. Lucha toda la noche con un varón que no sabía quien era. a. No podemos darnos el lujo de rendirnos. 3. El varón le descoyunta el muslo. a. Es un riesgo el quedar marcado en nuestra lucha. 4. Jacob no lo deja si antes no le bendice a. Debemos seguir peleando por nuestra bendición. 5. El varón le cambia el nombre de Jacob (“usurpador”) por el de Israel (“El que lucha con Dios”) a. Dios cambiará tu nombre, ya nadie te dirá “caso perdido”, aunque sepan lo que antes fuiste, ahora eres una "nueva criatura". 6. ¿Porqué preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí. a. En la intimidad puedes hablar cara a cara con Dios y hasta preguntarle su nombre o uno de ellos. 7. Jacob le llama a aquel lugar “Peniel”, porque dijo: Vi a Dios cara a cara y fue librada mi alma. a. El ver a Dios todo cambia y se transforma. 8. Al amanecer Jacob se encuentra cojo. a. El orgullo de quedar marcado por el Maestro. 9. Dios le libra de la mano de Esaú. a. Dios se encarga de toda nuestra vida, de todas nuestras necesidades, de todas nuestras tristezas, de todos nuestros miedos. 10. Jacob ve a Dios en el rostro de su hermano, cuando éste lo perdona. a. Su amor lo inunda todo, por eso debemos amar, al amar a nuestro prójimo, amamos a Dios. -No existe ninguna razón, por muy caótica que sea, de la cual Dios no pueda librarnos, -Pero antes debemos aferrarnos a Dios de tal manera de no dejarle hasta que nos bendiga. -Debemos insistir por su bendición, aunque pase toda la noche, ¡¡qué importa que quedemos cojos!!, su bendición suplirá todo lo que nos falte. -Todos deberíamos tener en nuestra vida una marca dejada por Cristo para mostrarla al mundo. -Debemos buscar un encuentro con Dios y no dejarle ir hasta que seamos bendecidos. -¿Necesitas sentirte libre? -Jesús espera por ti. -¿Te rendiste y dejaste todo de lado? -¿Cuándo fué la última vez que pasaste la noche en su Presencia? -Hoy puedes retomar tu camino. -Búscalo, dile que lo necesitas -Deja que su amor te invada, te libere, te llene de su gozo. Con amor, Templo de Adoradores Corbán "Yo te busco, yo te busco con fuego en mi corazón yo te busco, yo te busco, recibe mi adoración te anhelo, te necesito te amo, mas que a mi ser"